Soy un juglar,
sí, un juglar de los de antes,
sí, sí, de los de siempre...



Bienvenido, bienvenida a esta plaza de pueblo virtual, donde te muestro algo de mi música, de mi camino. Paséate sin prisas por los títulos de las canciones que he compuesto. Nacieron en el corazón y de allí se fueron al papel donde las escribí y a las manos que tocan esa guitarra.

Han pasado unos años desde que quisieron salir del rincón de mi habitación y del círculo cálido y pequeño de mi gente conocida y decidieron recorrer mundo. Desde entonces, como si de una cometa se tratara (esa cometa en forma de pájaro que acompaña mi nombre, obra de Rebeca Orts), me he agarrado a ella y me he dejado llevar hasta aquí, hasta ti, hasta donde sea... 

Te invito a pasar un rato conmigo, cuando tú quieras, en torno a estas canciones y a otras que surgirán.